Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.
Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

lunes, 29 de junio de 2015

Remátame*!

Quiero absorberte, cómo buscando la oscuridad del bosque perdido en las tinieblas de mis sueños, quiero evadir los árboles de las dudas y sembrar pensamientos fértiles que me lleven a un lugar menos lejos de la muerte. Escuchar tus palpitos alborotados de un pecho vacío del calor que se ausenta de mis caricias, explorar la mirada que me busca en los susurros de la noche ignota; quiero tocar cada pensamiento de tu corazón inapelable, absorber tu mente: frente a frente.


Invádeme, tócame con tus dedos insalvables de la muerte, frío escozor de tus lágrimas que me aterran al asomar desde el horizonte, mientras viajo en horizontal al ecuador de tu mirada: brillo eterno de tus pupilas, convirtiendo así en pupilo al observante. Evádeme: suicido de mis silencios cuando siento incandescente tu piel contra la mía, produciendo el intenso bombeo de adrenalina por mis pálpitos acelerados. Asfixia mi ímpetu por el caos, grítame al oído y susúrrame de lejos, cuánto odio sientes dentro de mí, sácame la displicencia que aprieta mi garganta, deshazte de mis nervios azules, odia tanto como yo, a mi odio; mátame para así poder empezar a vivir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario