Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.
Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Pequeñas grandezas*!


De nuevo, aquí estoy caminando solo.Voy par la gélida noche caminando bajo el manto de estrellas resquebrajadas en el cielo, acompañada por esa preciosa, brillante e impactante Luna llena; otro día más en el que voy ausente en mí mismo, empiezo a echarme de menos.Camino, y hoy más que nunca, me doy cuenta de pequeños detalles, grandes rasgos.No se dan cuenta de la espectacular Luna, apenas le dan importancia, a la mayor razón de inspiración de los poetas; no se dan cuenta de que ese perro vagabundo, tal vez no sepa razonar, pero si es capaz de sufrir el dolor; no se dan cuenta de que la soledad va buscando compañía.

Seguramente, no sabría vivir, sin antes haber muerto; y maldigo a la esperanza que últimamente me abandona y me pone los cuernos.Me paro mientras observo un punto fijo hacia ninguna parte, entre la oscuridad, y caigo en la cuenta de que otro año más, he desconocido a muchas personas; de que se olvidan del presente y tienen miedo al futuro, de que se engañan con falsas promesas, de que no se cansan de mentiras. He optado inconsciente,  por un estilo de vida de los baratos, de esos que no incluyen paracaídas, de hablar con muchos silencios, de gritar ansiosamente  a través de susurros.Otro día, otra noche; de nuevo caminando entre el frío; sin saber por qué recalcando los pequeños detalles, que hacen grandes rasgos; otra noche más, buscando el calor perdido.

jueves, 27 de diciembre de 2012

Mis palabras*!

Otra vez vuelvo a ti.Aquí me tienes, recurriéndote, usándote como desahogo, una vez más.Otra vez utilizo la grandeza de la rima, para contarte mi vida, para escribirte; te observo, tú tan blanca, reflejando mis pensamientos mientras los traspaso con tinta.

Otra vez, otro día escribiéndote; explicándote mis agonías y suplicios, mediante tinta.Un día más en el que eres lo más precioso a lo que recurrir, para suplir mi soledad.Y no sé por donde empezar a contarte, son tantas cosas, tantos días que han quedado en nada; tan, tan vacío por dentro, que no tengo ni idea como explicar lo que siento, ni lo que me haces sentir tú, en forma de poesía.He visto la poesía también, en forma de naturaleza, he visto poesía en sus sonrisa, en su mirada, incluso en su voz.Estoy tan ausente en mí que, camino por la calle y veo cosas que nunca antes había visto; me fijo en las personas que caminan, tan rápido que no se dan cuenta del mundo que les rodea, van tan rápido que no se dan cuenta que en esa esquina hay un vagabundo sufriendo en su piel, el frío invierno; no ven al mismo borracho todos los días en ese bar, mendigando un poco más de alcohol; no me ven a mí, un chico caminando a solas, mendigando amor.Tal vez si lo ven, pero ellos mismos se ponen la venda en sus ojos, y siguen adelante, por su camino, sin pararse a descansar, sin observar.

Otro día, y otra vez; vuelvo a casa helado y solo.Me siento con la taza de chocolate, cojo un poco de calor en la fría soledad, y de nuevo, te recurro; tú, que tanto me entiendes.Otro día más que transformo mis pensamientos y los reflejo en ti.Tú, mi equipaje requerido: papel y bolígrafo.

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Hoy como ayer, mañana quién sabe*!


Hoy como ayer, mañana como hoy, y siempre igual.Un cielo oscuro inundado por luciérnagas, estrellas.Otro día igual.Me limito a pensar bajo la oscuridad inmensa, caminando por ningún camino; hacia adelante, un horizonte eterno, y andar, solo andar.Latiendo al compás un corazón, moviéndose como una estúpida máquina.La interesante inteligencia del cerebro, adormecida en un rincón de la cabeza, me habla la voz de una conciencia intranquila, grita desesperadamente que despierte a la inteligencia, me pide que le dé un sentido a los latidos de este corazón convertido en máquina.Sigo caminando, buscando algún camino que me lleve a un amanecer nuevo, de nuevo amanecía tarde; buscaba horas que no señalase ningún reloj, buscaba el camino de lo distinto.Sin amor todos los besos son el mismo; un nuevo amanecer: hoy como ayer; mañana como hoy, quién sabe.

sábado, 22 de diciembre de 2012

Luz del día*!


Te miro, me miras.Y pregunto cómo hemos podido llegar a ésta situación; cómo hemos dejado que todo esto llegue hasta aquí.Ya ha llegado la noche, y ambos sabemos que esto va a terminar, en cuanto salga el sol, tendré que decir adiós, cuando vuelva el resplandor, partiré.

Ha llegado tan pronto el día en el que tengo que partir, pero aún es la noche, no quiero dormir, porque sé que al amanecer, al ver el sol aparecer, tendré que irme.¿Cómo hemos llegado tan rápido?, me pregunto aferrado a la idea de estar junto a ti.Sé que cuando levante tendré que salir, marcharme de aquí, por ello me aferro a la idea de no dormir; al menos queda el consuelo de esta noche.El consuelo de tenerte junto a mí, de tenerte cerca.Me quedo perplejo observando tu perfecta imperfección, rodeada por mis brazos, ni las más bonitas rosas, tan hermosa.Empiezan las estrellas a quemarse, se resquebrajan del cielo, pido a alguien que ralentice el tiempo; me detengo, memorizo esta última mirada, que será recuerdo.Tenía miedo a la oscuridad, pero ahora es todo lo que deseo, te poseo, no quiero ver luz, ahora me acompañas en la oscuridad, tan perfecta.

Ya aparecen los rayos de luz, quemando las estrellas.Al menos te he tenido entre mis brazos, tú, tan hermosa, preciosa, ya tengo en mis recuerdos esa mirada  intensa como tus labios; pero ya no, amanece y me tengo que marchar, llega el día, tengo que partir.Ahora cada uno tendrá que seguir por su camino; ahora, tan solo serás un recuerdo más.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Amor en el aire*!


Los visibles átomos, invisibles bajo nuestra vista; que palpitan en el aire, componen todo lo exterior, habitan en el aire, bailando con el polvo que dejó ya atrás las cenizas.Bajo el cielo infinito se deshacen los rayos de oro, la tierra visible se estremece alborozada bajo la Luna, se escucha en olas armónicas el rumor del viento, los besos que han salido volando de unos labios, batiendo sus alas, buscando donde posar estos besos.Mis párpados cierran, y te veo en todas partes; pero a veces solo necesito esos besos, entro en el mundo de tu sonrisas, ¿qué sucede?-me pregunté-, es el amor no visible, indivisible, intangible, hipnótico; ¿Qué sucede?- me pregunta el corazón estremecido, ¡Es el amor que pasa!.

lunes, 17 de diciembre de 2012

A ras de sueño*!



Entonces, vino de ninguna parte.Regresó, para irse de otro lugar.Dejó allí todo lo que era, regresó vacío.Caminaba solo hacia ninguna parte, no estaba en sí.No era nadie.Tan solo era un alma buscando pasiones en cuerpos mortales.Atrapada, en piel blanca y ojos cristalinos podía verse con claridad su inocencia.Buscaba abrazos a la deriva, rescataba esos besos dados ninguna noche., se buscaba a sí mismo, apresuradamente.

Paradoja.Buscar el amor eterno, buscar la inmortalidad, en cuerpos mortales, ir tras el sueño al filo de lo imposible, contradiciendo la improbabilidad.Hay mil teorías sobre la derrota, hay mil formas de vivir, otras mil de morir; hay argumentos para suicidarse, hay argumentos para caer y no tener fuerzas de seguir.Pero hay relatividades; con la boca cerrada y la mente abierta, con el corazón manteniendo la pasión.Y si en la relatividad existe un resquicio de todo esto, ¿Es tan distinto,tan necio, tan ridículo, tan torpe,tener un espacioso sueño propio donde el hombre se muera pero actúe como inmortal?.

martes, 11 de diciembre de 2012

Ir y volver*!

Quiero perderme, salir corriendo de todo esto, esfumarme, desaparecer como las cenizas en la suave brisa, con la prisa de olvidar lo que soy y dónde estoy, por lo que sigo y por lo que vivo.

Quiero desvanecerme del mundo, olvidar los recuerdos, olvidar que recuerdo.Quiero escupir la sangre provocada por las heridas del corazón roto, recomponer lo que un día fui, recuperar la estabilidad, convertir el vacío en plenitud, saciarme; llenar ésta alma inmensa, descompuesta por la amargura de lo perdido, por lo no tenido, que sabe a derrota, rota, la ilusión en las personas, que demuestran ser clones baratos, diferenciada por los intereses propios, obvio, que quiera salir corriendo, correr muy lejos, hasta olvidar la razón por la que he salido corriendo.

Me asfixio en la cárcel de mis suspiros.De ti y de mí, de nosotros y de ellos, cansado de la hipocresía de unos y otros, de tanta cortesía. En este frágil suburbio, caminando solo por un camino hacia ninguna parte, me temo que contarte mis penas poco te va a interesar, así que recompondré las cenizas que se desvanecían, vuelvo a estar vacío y roto.Tengo mala memoria, lo recuerdo todo. Diré adiós, pensando en un 'hasta pronto'.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Al final no queda nada*!


Hoy me siento solo y aturdido, perdido, en éste círculo sin salida.Soy un bala perdida, aturdida, buscando salida.Avanzo sin un rumbo en concreto, esperando encontrar a una víctima, una persona que atrape ésta bala y la guarde en su corazón.

No hago esto por otra cosa, que no sea devoción, no hay ninguna opción, cuando no hay inspiración, mas soy esclavo de mis palabras que quedan libres, así me libero a mí también, lo saco de mi piel; mi musa son   todas las palabras, que convierto en mías.Jamás supe jugar al póker, se me da mejor ser solitario; con la mente fría mientras el corazón arde, planeo mi pasado que escribe al porvenir, no importa lo que vino sino lo que queda por venir, escribo estos versos para honrar lo que se olvida, no hay otra vida más que la vivida, traducida en un millón de recuerdos rotos, sin más consuelo que el amor, tan solo queda el sabor amargo de lo perdido, lo vivido.Todo esto, en un suspiro.