Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.
Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

martes, 27 de noviembre de 2012

No hay demoras cuando moras por mi corazón*!


Duermo en soledad, a solas, desoladora.Un corazón que anda de puntillas para no romperse, estoy escondido aquí adentro esperando que me encuentres, deseando que encuentres las miradas que se pierden, mis sentidos empiezan a temblar, cuando no estás.Deseo perderme, para que al fin me encuentres.Se hace de noche mientras amanece y tú no estás, se hace débil la otra parte de la cama, cuando tú no estás.

Mientras entras en mi corazón, caminas de puntillas con cuidado de los trozos perdidos por el camino, esquivando el desorden entre tanto caos; si quieres, puedes entrar, con la condición de que lo cuides algo más; si quieres, te dejo llevar esta parte de mí cuando no estés aquí, con la condición de que vuelvas por mí.Pero dime, cuándo tú no estés, quién va a ser mi otro cuerpo, mi otra vida, mi piel, mi equilibrio, qué va a ser cuándo éste corazón se vaya de viaje, contigo; dime que haré, cuándo no estés, quién será mi paracaídas cuándo tú no estés, si tú eres mi paracaídas  mi salvavidas.Y me arde la piel, de tanto frío helado, deseando tenerte a mi lado, que cuides mi otra parte, la que te llevaste cuando entraste en mi caos, me quedé sordo entre tanto ruido.Cómo explicar que te quiero pero no me gustas, asustas a mi sentidos con tanta frialdad.Deseo que vuelvas para no irte, medirte con besos y caricias, de esos que ni piensas, que al fin dejes mi corazón de una sola pieza.

domingo, 25 de noviembre de 2012

Cara de tonto*!


Es patético empezar una oración diciendo: te voy a echar de menos quédate, mi carita de tonto, alérgico a todo cuándo tú no estás.Necesito unas palabras, necesito unas miradas que lo digan todo;  de pronto llega el invierno cuando te vas, mis manos se preguntan donde te has metido, que me he quedado solo y frío.Tiritan mis sentidos, cuando tu no estás, salen corriendo buscando el calor.Y aún siento los latidos de tu corazón dentro de mi cuerpo, aunque ya no estés, sigues formando parte de mi piel.Parece que solos nos entendemos con las luces apagadas, quién sabe cual es la distancia que debemos mantener ; el corazón es un alumno ilimitado, que jamás aprende.
 
El amor siempre resiste mucho más de lo que dura, necesito que vengas a mi lado, que me hagas perder la cordura, necesito una llamada que devuelvan mis sentidos a su sitio; necesito uno de esos besos que curen las heridas de los míos, necesito un silencio de éstos que hablen, jamás pararé de escucharte, necesito tu calor ausente; mi corazón ausente, cuando te vas, siempre va contigo.Siempre estoy ahí en cada latido.Necesito agotar mis días de melancolía, dejar atrás las noches frías y pasar al, “buenos días”.Necesito su vida, junto a la mía.

martes, 20 de noviembre de 2012

Sin tu calor*!


Frío.Hoy más frío que nunca, aquí tiritando, sin ti.Buscando el calor en otros besos, otras caricias.El calor, del latido de un corazón, latiendo junto al mío.Eres la Luna, yo el Sol, esperando a encontrarte en el eclipse.Otra noche más, otra noche fría, inmensa, mucho más inmsensa sin ella.La quiero, ella a veces, también lo hace, solo a veces.En la noche fría, busco calor, en sus besos bajo éste cielo infinito; perderme entre sus grandes ojos fijos, su cuerpo claro, perder la cuenta de sus lunares, alunizar, entrar en la locura, perder del todo la cordura.

Bajo ésta manta fría, bajo ésta piel congelada y pálida, mi corazón la busca, pero ella no está conmigo, aún no.Mi voz persigue al viento para tocar su oído, pero ella, aún no está conmigo.Aún ansio, en noches cómo éstas, tenerla entre mis brazos; te vas con el tiempo, tan rápido como disipa el humo del cigarrillo, desapareces entre la noche, en la oscuridad, te convertiste en un recuerdo, doloroso.Eras mis alas con las que volaba, cada sonrisa, cada mirada tuya.

Otra noche fría, otra noche solo, mendigando tus besos, tus sonrisas, tu calor.Me ahogo en soledad ansiando tu compañía, tu felicidad, convirtiéndola en mía.Otra noche sin ti, muy fría.

martes, 13 de noviembre de 2012

Me olvido de recordarte*!


Tocar fondo y no saberte la partitura.Sin poder volar; y me he tatuado pájaros para no olvidarme qué es volar.Recordar el lugar donde nunca estuve; olvidarte, mientras me pides que te recuerde. Olvídame cuando esté a tu lado, recuérdame cuando me vaya, cuando ya esté lejos, echa en falta mi ausencia, como si te doliera respirar, entonces volveré, y me olvidarás.Teniéndote sin tenerte, me iré cómo el humo que se disuelve sin más.Y si me quedo, será porque quiero, así haciéndolo, descubriré este tesoro.Como el poeta que escribe a su musa, hoy escribo con la excusa de convertir la vida en letra y descargar esta ira que aprieta el alma, que me desarma, sin tocarme.

Todo lo que esperas, será poco.A veces quieres volver pero ya no puedes, como las cenizas del papel, los recuerdos arden.Sin saber cuanto mide el firmamento, así, tú tampoco sabrás lo que siento.Abrígate con el calor que te doy, mas escribo a mi musa en un papel de servilleta, sé que no es buen sitio, pero cualquier sitio es bueno si la inspiración aprieta. Me gusta escribir sobre el folio blanco, pues los versos son  semillas que  florecerán en tu campo.Vivo en medio de un caos llamado orden, tan solo soy un poeta moribundo, ya sin ganas de salvar el mundo.