Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.
Escribo tal y como soy, me lees tal y como fui.

martes, 3 de julio de 2012

Quién acompaña a la princesa, siempre es su príncipe*!


-¿Y qué hace una princesa cómo tú hablando con alguien como yo?.
+ Pues porque yo soy una princesa inusual, que se acuesta más tarde de las doce, que hace lo que quiere cuándo quiere, que aún no ha encontrado a su príncipe.
-Y tú, ¿Crees en esos cuentos?.
+Quiero creer, en que pueden ser así como dicen.Pero la realidad es muy complicada y nada es como queremos que sera.
-Somos nosotros quiénes lo complicamos todo.Si quieres ser una princesa, puedes serlo, la cuestión es encontrar a aguien que te trate cómo te mereces.
+Cierto, mírate a ti, sapito.
-¿Tan feo soy?.
+Horrible.
-Aunque, pensándolo bien, si yo fuera el sapo y fuese besado por esa princesa, me convertiría en su príncipe.
+Jajaja, pues sí, así sería.
-La cuestión es saber si esa princesa besará al sapito.
+Quién sabe.Me voy a dormir.
-Bueno, ya lo averiguaré.
+Sí, tarde o temprano lo sabrás.
-Buenas noches princesa.
+Buenas noches mi sapito.